Saltar al contenido
Cruceros por Akureyri - Pullmantur

Cruceros por Akureyri

Naturaleza en estado puro en la bella joya del norte de Islandia

Una de las regiones más septentrionales de Islandia puede presumir de mostrar a sus visitantes todos los enclaves turísticos de Akureyri, la segunda ciudad más importante del país dejando a un lado la concentración urbana de Reikiavik, su capital. Además, desde hace ya varias décadas, ha podido situarse como en principal muelle pesquero de esta región y la única urbe relativamente grande, junto a Husavik, de toda Islandia. A pesar de este hecho, cuando desciendas de tu crucero Pullmantur, tampoco esperes toparte con una metrópolis enorme, sino con un destino más pequeño y coqueto, debido a que Akureyri no sobrepasa la barrera de los 19.000 habitantes. Además de todo esto, aunque se localiza en la zona más norteña de Islandia, cuenta con un clima bastante templado, gracias al resguardo natural que le brinda su fiordo Eyjafjördur. Por otro lado, como detalle curioso, su puerto de aguas libres que no se hielan durante los meses de invierno, ha sido determinante para el transcurso histórico de todo el país.

Desde una perspectiva más clásica y tradicional, Akureyri contó con pequeños grupos de población desde el siglo IX, aunque su fundación oficial no tuvo lugar hasta el año 1778, es decir, en las últimas décadas del siglo XVIII. En cuanto a su constitución económica, fue un importante punto pesquero y comercial durante toda la historia de Islandia, al tiempo que se asentó como una de las bases militares de referencia durante el desarrollo de la II Guerra Mundial. Aparte del citado sector de la pesca, la buena calidad del terreno provocó que Akureyri se convirtiese también en un relevante centro agrario de Islandia. A día de hoy, cabe destacar su importancia a la hora de elaborar variados programas educativos en su universidad, una de las más solicitadas del país, así como por contar con The School for Renewable Energy Science (RES), un moderno y revolucionario centro de investigación y formación sobre energías renovables.

Si nos basamos en su ambiente y en su forma de comportarse como ciudad, Akureyri es, sin ninguna duda, bastante más cosmopolita y moderna que Reikiavik. Tan solo necesitarás unos minutos para caminar por sus calles y contemplar la vertiente más folclórica de toda la isla. En este sentido, uno de los bailes islandeses más famosos, que recibe el nombre de vefarinn, se cree a ciencia cierta que nació en este emplazamiento. Además, durante los meses más calurosos del año, aquellos que van desde mayo hasta septiembre, celebra diversos festivales y conciertos a los que merece la pena acudir. Entre todos ellos, sobresalen la Feria Medieval en Gásir, que se localiza a pocos kilómetros de esta localidad, y el Akureyri International Music Festival. Sin embargo, si lo que quieres es entrar a uno de sus recintos al aire libre más completos, no olvides dirigirte hacia la piscina de la ciudad, Sundlaug Akureyrar, abierta al público con unas relajantes y tranquilas aguas termales.

Navega a bordo de un confortable crucero por el norte de Islandia

Uno de los elementos que mejor definen este destino Pullmantur es su característica naturaleza islandesa, por lo que una de las visitas obligadas en Akureyri es la cascada de Godafoss, una de las más llamativas y sorprendentes de Islandia. Se trata de una pieza clave en el curso del río Skjálfandafljót, en el noreste del país, y sus aguas caen desde más de 12 metros de altura y una anchura total de 30 metros. Su forma es muy curiosa, puesto que está separada en su parte central por una roca de grandes dimensiones, que genera la sensación visual de que en realidad son dos saltos de agua diferentes. Además, su denominación significa Cascada de los dioses, guardando relación directa con un momento de la historia islandesa que se incluye en la publicación Íslendingabók, en la que se detalla, allá por el año 1000 aproximadamente, que Þorgeir Ljósvetningagoði estableció, de manera oficial, la cristianización de toda Islandia y, para hacer efectivo este hecho, arrojó a las aguas de esta cascada todos los símbolos paganos que acumulaba la gran mayoría de los habitantes de la isla.

Una vez que realices la escala de tu crucero Pullmantur en el puerto de Akureyri, también te aconsejamos que viajes por carretera hasta los baños termales del lago Myvatn, uno de los atractivos más icónicos de la Ruta del Círculo de Diamante, en la parte norte del país. Esta zona no tiene nada que envidiar a Blue Lagoon, que se ubica también en Islandia, aunque, en esta ocasión, es un destino con muchos menos visitantes, sin encontrarse tan masificado. Sus aguas mantienen una agradable temperatura media de entre 36°C y 40°C, y su componentes químicos impiden que las algas, bacterias y hongos hagan acto de presencia en las piscinas, por lo que siempre permanecen muy limpias y calientes. Por ello, hace varios siglos, los islandeses construyeron en este punto una especie de embalse que, actualmente, se ha transformado en un interesante recinto acuático con fines terapéuticos y recreativos.

Por otro lado, a menos de 10 kilómetros de este destacado rincón, también merece la pena que dediques parte de tu tiempo a apreciar el entorno y los detalles de los cráteres de Skutustadir, también conocidos como los pseudocráteres de Myvatn, debido a que nunca llegaron a entrar en erupción expulsando lava. Su existencia es debida a una gran presión hidrotermal que se origina bajo tierra, o lo que es lo mismo, una emisión progresiva de vapor concentrado. De todos los cráteres, los mejores se encuentran disponibles en el extremo sur del lago y cuentan con varias rutas marcadas para caminar tranquilamente por sus alrededores. Una vez te sitúes en este lugar, observarás cómo todo el entorno permanece tapado por una espesa capa de hierba verde, en la que diferentes especies de animales conviven en armonía. Además, en alguno de los cráteres se han construido unas escaleras con el objetivo de subir a su parte más alta y bordearlos, comprobando, en directo, su gran tamaño.

Los pueblos y localidades que no debes dejar de visitar cerca de Akureyri

Otro de los planes que te recomendamos llevar a cabo en Akureyri es la visita a la gruta de lava de Lofthellir, emplazada a poca distancia del citado lago Myvatn. Se presenta como un conjunto rocoso, de más de 3500 años de antigüedad, con una profundidad de más de 350 metros. En su espacio interior, exhibe peculiares formaciones de lava, de curiosos tonos, provocadas por las diversas erupciones surgidas y, además, diferentes esculturas con el hielo como material principal, tan interesantes como las anteriores. Para poder conocer esta cueva, tan solo podrás desplazarte por carretera a bordo de vehículos tipo jeep y durante el camino, contemplarás muy de cerca la figura de los volcanes de Hverfell y Lúdentarborgir. Para la gran mayoría de sus visitantes, la disposición interior de la gruta es muy parecida a la de las naves de las iglesias cristianas.

Del mismo modo, sin dejar de lado los atractivos naturales de Islandia, no puedes abandonar esta región del mundo sin conocer Husavik, una encantadora localidad situada en el mar de Groenlandia, exactamente, en la bahía Skjálfandi, a unos 91 kilómetros de distancia de Akureyri. Este entorno ha podido situarse, con el paso del tiempo, como un interesante puerto pesquero, debido a su emplazamiento a apenas unos kilómetros del Círculo Polar, por lo que resulta idóneo para poder observar en verano, en primera persona, el denominado sol de medianoche, un increible fenómeno natural que se produce desde mediados de junio hasta la mitad del mes de julio. Además, Husavik es un enclave privilegiado para el avistamiento de diferentes especies marinas, tras haber sido reconocida como la mejor capital europea para la observación de ballenas.

Por último, tus vacaciones en este completo destino de Islandia tiene el broche perfecto con tu entrada al Jardín Botánico de Akureyri, uno de los recorridos de naturaleza más nórdicos de todo el planeta. Aunque, en sus inicios, su tamaño era bastante pequeño, tras tres reformas y ampliaciones a lo largo de su historia, actualmente, ocupa un terreno de casi cuatro hectáreas. Su cometido principal es el estudio de las diferentes variantes existentes de árboles, arbustos y plantas de la región, así como de su capacidad de resistencia al frío, al tiempo que se produce el intercambio de semillas con otros jardines botánicos cercanos. Además, resulta muy interesante que emplees parte del tiempo de tu estancia en este recinto a conocer uno de sus apartados, concretamente, el dedicado a la flora islandesa, donde podrás apreciar las características de las especies vegetales de todas las zonas de la isla.

Cruceros destacados

X