Saltar al contenido
Cruceros por Alemania - Pullmantur

Cruceros por Alemania

Un país ideal para retroceder en el tiempo

Alemania es un país que cuenta con un gran número de ciudades cuya visita resulta imprescindible en cualquier viaje. Arte, cultura e historia te esperan en uno de los destinos turísticos más importantes del mundo.

Comenzando en su capital, Berlín, hasta llegar al famoso valle del río Rhin, y tras pasar por las históricas Rostock y Lubeck, el crucero Fiordos del Norte de Pullmantur te invita a descubrir un escenario natural muy sorprendente, que no te dejará nunca indiferente.

La historia ha tenido un papel muy importante en la vida de Alemania. Debido a la situación geográfica del país, en su territorio se han desarrollado diversos acontecimientos que han dejado una huella imborrable en sus calles en forma de destacados monumentos alemanes. Por tanto, una vez que desembarques de tu crucero Pullmantur descubrirás la gran trascendencia que ha tenido este aspecto en la rutina y en la esencia de Alemania.

Nuestros principales puertos de embarque en Alemania

Navegando a través del tiempo en Alemania

Nombres propios de ciudades como Berlín, Potsdam, Hamburgo, Munich, Dresde, Colonia y Weimar se han convertido en las auténticas protagonistas de la historia de Alemania. El conjunto de acontecimientos vividos en cada una de ellas ha generado un conglomerado muy especial de diversos estilos arquitectónicos. En las calles alemanas se despliegan numerosos castillos, palacios e iglesias dejando clara la majestuosidad del territorio alemán.

Pero si existe un lugar en Alemania que tiene un encanto especial, ese es Lubeck. Se trata de una ciudad hanseática que se encuentra situada al norte de Alemania, dotada de un casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1987. Te llamarán la atención los diferentes ladrillos de estilo gótico báltico de la Puerta de Holsten, que reflejan a la perfección el gran poderío económico de esta ciudad en la antigüedad. Además, aunque durante varios siglos fuese la capital de la Liga Hanseática, en la actualidad, es conocida como la ciudad de las Siete Torres o la puerta del norte de Europa. Entre el laberinto de calles medievales que se encuetran en el interior de su casco histórico, existe un conjunto de edificios de gran importancia arquitectónica, como el Hospital del Espíritu Santo o la iglesia de Santa María, que es la tercera más grande de toda Alemania.

Por otro lado, muy cerca de Lubeck se encuentra la ciudad de Rostock, situada a orillas del mar Báltico. Una urbe en la que rápidamente se aprecian las referencias históricas en cada una de sus calles y rincones. Como dato destacado, en este lugar, en el año 1419, se fundó la primera Universidad del norte de Europa. Caminar por el centro histórico de Rostock se presenta como una de las excursiones Pullmantur más interesantes que se pueden realizar en Alemania. En esta actividad, podrás conocer algunos edificios destacados como la iglesia de Santa María, la Puerta Kropeliner del siglo XIII, el Ayuntamiento de la ciudad, construido también en la misma época, o el Monasterio de la Santa Cruz. Rápidamente, podrás respirar el aire medieval que impregna todas sus calles, consiguiendo trasladarte en el tiempo hasta épocas pasadas.

La belleza de los antiguos pueblos alemanes

Los espacios naturales y los paisajes alemanes que se ubican en estas dos grandes ciudades históricas y medievales conseguirán envolverte en un ambiente sensorial de características mágicas. En este sentido, tendrás la oportunidad de descubrir Bad Doberan, una ciudad que llama la atención, especialmente, por su catedral. Se trata de un edificio cisterciense, considerado como uno de los mejores ejemplos del estilo gótico en el norte de Europa. Además, si realizas un completo recorrido por las ciudades del norte de Alemania, tendrás la oportunidad de conocer pequeños pueblos tradicionales, que cuentan con una cuidada vegetación en forma de frondosos bosques. Para realizar esta ruta, la mejor alternativa es viajar a bordo del tren Molli. Su itinerario está pensado para que disfrutes de una maravillosa experiencia recorriendo la costa báltica, desde Bad Doberan hasta Kuhlungsborn.

Los apasionados de la naturaleza están de enhorabuena con este tipo de actividades, ya que las vistas panorámicas que se obtienen desde estos coquetos pueblos de la costa báltica son sorprendentes. El pequeño tren de vapor mencionado anteriormente recorre y realiza paradas en lugares como Bad Doberan, Warnemunde y la propia Kuhlungsborn, considerados como algunos de los destinos turísticos más importantes del norte de Alemania. Este país ha sabido combinar a la perfección su legado medieval y sus rasgos históricos con la esencia más tradicional de sus ciudades y pueblos. Dos claros ejemplos de ello son Rostock y Lubeck, que consiguerán trasladarte, sin que apenas te des cuenta, hasta el pasado más reciente. En esta tarea, su entramado de callejuelas medievales traerá de nuevo a tus retinas las referencias más bellas de antaño.

Por tanto, no dejes pasar la oportunidad de visitar un país repleto de singulares enclaves y una belleza sin igual. La costa del mar Báltico presenta paisajes de colores vivos e intensos, que se combinan con la belleza natural, con apenas referentes, de la campiña del norte de Alemania, en la que los tejados rojos y las leyendas que se desprenden de sus calles, desde hace ya varios siglos, te dejarán maravillado.

Cruceros destacados por Alemania