Saltar al contenido
Cruceros por Bar - Pullmantur

Cruceros por Bar

Viaja al interior de Montenegro y descubre su esencia más tradicional

La ciudad montenegrina de Bar es uno de los destinos Pullmantur más visitados en el mar Adriático. Se encuentra localizada en la costa sur de Montenegro y su territorio se divide en dos zonas claramente diferenciadas: por un lado, las construcciones que se crearon alrededor del relevante puerto de Bar, es decir, el núcleo más moderno, y Stari Bar, el emplazamiento más antiguo. Con tu crucero Pullmantur tendrás la oportunidad de descubrir los mejores rincones de ambos entornos.

A la hora de realizar turismo en Bar, no puedes dejar escapar la oportunidad de entrar en contacto con algunos de los paisajes naturales más representativos de Montenegro. En esta clasificación se incluyen las cuidadas playas de Bar, como por ejemplo, Sutomorska o Maljevik, reconocidas como dos de los mejores arenales a orillas del mar Adriático. Por otro lado, si te trasladas hacia el interior de Montenegro, también te podrás adentrar en otro entorno natural de sobresalientes atractivos naturales, conocido como el Parque Nacional del Lago Skadar.

De este modo, cuando desembarques de tu crucero Pullmantur en Bar, disfrutarás de un agradable clima durante las estaciones intermedias del año, con los registros de temperaturas más característicos de este rincón del sur de Europa. Además, si buscas probar algunas de las exquisitas elaboraciones que se incluyen en la gastronomía de Montenegro, no olvides visitar algunos de los diversos establecimientos que se encuentran repartidos por toda la ciudad. En el pasado, Bar permaneció bajo dominio veneciano y debido a este hecho, diversos platos de su cocina aún mantienen intacta su esencia, como por ejemplo, la trucha ahumada o su típica sopa de pescado, llamada brodette.

Los principales emplazamientos y los mejores monumentos de Bar

Una de las zonas más visitadas de la ciudad es Stari Bar, que se localiza a tan solo cuatro kilómetros de su núcleo urbano y del famoso puerto de Bar. Lo que más llama la atención de este entorno es que presenta una combinación muy curiosa de edificios de diversos estilos arquitectónicos, que van desde el gótico hasta el barroco, pasando por la clara influencia renacentista. Entre todos ellos, merece la pena visitar la iglesia de San Nicolás, la Torre del Reloj y el famoso Palacio del Príncipe y del Obispo. Sin embargo, la gran mayoría de estas construcciones permanece en ruinas en la actualidad, debido a que esta localización de Bar se encuentra deshabitada desde hace más de cincuenta años.

Además, si quieres ampliar tu estancia en Bar visitando otros lugares destacados e importantes de esta urbe, las alternativas son muy variadas. Por ejemplo, los baños turcos del siglo XIX, la iglesia de Santa Caterina y sobre todo, el robusto acueducto de Bar. Esta construcción ostenta el título de ser el único acueducto de Montenegro que aún se mantiene en pie en la actualidad. Fue levantado en el siglo XVI y también recibe el nombre de Barski akvadukt, en serbio. Además, los habitantes de Bar también pueden presumir de contar en su territorio con una de las obras civiles más importantes de la arquitectura otomana de Montenegro.

Por otro lado, si también buscas descubrir algunos de los monumentos más importantes de Bar, deberás trasladarte hasta la parte más moderna y vanguardista de la ciudad. En ella, se ubican algunas construcciones destacadas, entre las que se encuentra la catedral de San Joven Vladimir, uno de los referentes arquitectónicos de la época bizantina en Montenegro, así como el Palacio del rey Nikola, de clara inspiración neoclásica, y el olivo más antiguo del mundo, el de Stara Maslina.

Adéntrate en la naturaleza de Montenegro con tu crucero Pullmantur

Los amantes de los grandes espacios al aire libre estarán encantados con su visita a Bar, ya que dispone de más de 44 kilómetros de costa, en los que se ubican algunas de las mejores playas de Montenegro. Algunas de las más llamativas son la playa de Sutomore, la de Maljevik, la de Biserna Obala, la de Gradska o la de Žukotrlica. Si te desplazas hasta esta última, comprobarás que la mayor parte de su extensión se encuentra repleta de altos pinos, una especie vegetal muy común y habitual en el mar Adriático.

Sin embargo, los encantos naturales y turísticos de Montenegro no se limitan únicamente a la ciudad de Bar, sino que podrás conocer otros interesantes rincones si te desplazas por el país. Por ejemplo, a 50 kilómetros al nordeste de Montenegro se halla el Lago Skadar, que separa Montenegro y Albania. En su interior, podrás observar la reserva de aves de mayor tamaño en todo el continente, así como uno de los lagos más grandes de Europa. Como curiosidad, a orillas de esta masa de agua interior también existen pequeñas playas, como la de Plaža Murići.

En este mismo entorno, conocido tradicionalmente como el Parque Nacional del Lago Skadar, también existen múltiples referencias arquitectónicas, sobre todo, de construcciones religiosas y de carácter defensivo. Entre las más importantes se encuentran el monasterio Starčevo, el de San Nicolás, el de Beska y las fortalezas de Žabljak Crnojevića, Lesendro o Grmozur. Todo este conjunto de edificios constituye una de las piezas clave en el desarrollo del turismo en Montenegro.

Cruceros destacados

X