Saltar al contenido
Cruceros por Bonaire - Pullmantur

Cruceros por Bonaire

Viaja con Pullmantur hasta Kralendijk, la bella capital de Bonaire

En la zona central de la costa oeste de Bonaire se sitúa Kralendijk, la capital de este destacado país caribeño. Tras ser fundada en la primera mitad del siglo XIX, su nombre hace referencia a la palabra con la que los holandeses se encargaban de denominar a los arrecifes de coral. En esta ciudad de pequeñas dimensiones y escasa población, ya que apenas cuenta con 3.000 habitantes, a la que podrás llegar con tu crucero Pullmantur, y sobre todo, en sus proximidades, se encuentran la mayoría de los reclamos turísticos que guardan relación con los viajes a Bonaire.

De este modo, con tu viaje por mar podrás acceder y fotografiar multitud de paisajes de Bonaire, como las Salt Flats o Lac Bay, junto a otros enclaves naturales destacados, entre los que se encuentran algunas de las mejores playas del mar Caribe, como por ejemplo, Coco Beach y Eden Beach. Además, durante todo el tiempo que permanezcas en estos lugares de interés de Bonaire, podrás obtener más información sobre la historia de este país del Caribe, que vivió una auténtica transformación, pasando de ser una isla repleta de esclavos procedentes de África a convertirse en una moderna y representativa nación.

Como sucede en otros destinos del Caribe, en Kralendijk disfrutarás de unas agradables temperaturas y de los mejores platos de la peculiar gastronomía de Bonaire, que mezcla la española, por la influencia de los primeros pobladores de este lugar, con la inglesa y la holandesa. Entre sus ingredientes más destacados se encuentran las carnes ahumadas y los quesos.

Conoce los monumentos de Bonaire con Kralendijk como punto de partida

A la hora de realizar turismo en Kralendijk no solo podrás conocer los puntos turísticos más destacados de esta ciudad y sus alrededores, sino que también será una de las mejores oportunidades para conocer la singular historia de todo un país, Bonaire. Con tu crucero Pullmantur entrarás en contacto con una curiosa isla que se mantuvo prácticamente deshabitada hasta los primeros años del siglo XVI y que, aunque experimentó algunas etapas de independencia y bajo mandato del Reino Unido, actualmente, forma parte de los Países Bajos.

Entre los monumentos más importantes de Kralendijk se encuentra Fort Orange, que se sitúa en pleno centro de la ciudad. Se trata de una de las construcciones más antiguas de todas las que integran la arquitectura colonial de Bonaire. Aunque este edificio fue levantado durante la época de control holandés, la apariencia que mantiene en la actualidad es la que le dieron los ingleses durante el siglo XIX. Además, muy cerca de este lugar, se encuentra el Hotel Divi Bonaire, uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura de madera de Kralendijk, que cumplió las funciones de campo de internamiento durante la Segunda Guerra Mundial.

Otro ejemplo de la arquitectura colonial de Bonaire es la iglesia de San Bernardo, el templo católico más grande de Bonaire. Junto a ella, durante el transcurso de tu crucero Pullmantur, también podrás admirar el edificio del Gran Hospital Antiguo, el pequeño cementerio local y el Boulevard del Océano al completo. Asimismo, en la parte sur del país, conocerás las antiguas viviendas de esclavos de Bonaire.

Kralendijk, el icono más representativo de la naturaleza de Bonaire

Además de conocer el completo patrimonio histórico y cultural de Bonaire, con tu viaje también podrás acercarte a dos de las mejores playas del Caribe, la de Eden Beach y la de Coco Beach. En la primera de ellas, ubicada en la zona oeste de las costas de Bonaire, se encuentra un lugar muy singular y motivo más que suficiente para tu visita, el Spice Beach Club. En su interior, dispondrás de unas maravillosas vistas del mar Caribe y tendrás la oportunidad de ser espectador de un espectáculo "bon bini", junto a otras actividades al aire libre y en contacto con el mar, como buceo y snorkel.

Por otro lado, justo al este del país está Washikemba, una amplia extensión de terreno llena de cactus, burros en total libertad e iguanas. Asimismo, y trasladándote hasta la zona más oriental, te encontrarás con Lac Bay, cuyo principal atractivo, además de ser un importante rincón caribeño, es que te ofrece la posibilidad de observar las diferentes acrobacias que realizan los surfistas que surfean las olas de sus costas. Muy cerca de Lac Bay se levante el faro Willemstoren, el más antiguo de todo Bonaire. Además, al realizar la escala en Kralendijk con tu crucero Pullmantur, tendrás la oportunidad única de recorrer y caminar por las salinas más famosas de Bonaire, Salt Flats.

En el otro extremo, al norte de la isla, se eleva el monumental mirador Seru Largu, desde donde obtendrás las mejores vistas de la ciudad de Kralendijk. Por el contrario, en la parte sur de este mismo área, encontrarás el más importante de todos los paisajes de Bonaire, el Lago Goto, en el que habitan decenas de flamencos rosados. Finalmente, a tan solo unos 14 kilómetros de este último lugar, se localiza la isla Klein, que actualmente permanece deshabitada, pero que mantiene los restos de algunas edificaciones y ruinas de antiguas viviendas de esclavos.

Cruceros destacados

X