Saltar al contenido
Cruceros por Gotemburgo - Pullmantur

Cruceros por Gotemburgo

Un crucero para descubrir un pequeño paraíso en Suecia

Con un núcleo de población que no sobrepasa el medio millón de personas, Gotemburgo es la segunda ciudad con mayor número de habitantes en Suecia, y del mismo modo que sucede en cualquier otro destino Pullmantur del norte de Europa, la naturaleza hace acto de presencia en cada uno de sus rincones al aire libre. De este modo, como información curiosa, se calcula que existe una relación de aproximadamente 10 árboles por cada persona que convive en esta urbe. Por otro lado, el mar también cobra un papel protagonista en este enclave sueco, debido a que dispone del puerto más grande de Escandinavia.

Sin tener en cuenta ninguna idea previa que exista sobre Suecia a nivel general, Gotemburgo puede sentirte orgullosa de tener una personalidad individual que la diferencia notablemente del resto del país. Sus calles emanan historia por sus cuatro costados y además, en 2021 estará de aniversario, puesto que cumple 400 años. En este sentido, la mejor época del año para visitar Gotemburgo a bordo de tu crucero Pullmantur coincide con los meses de verano, periodo en el que las horas de luz centran gran parte del día y las temperaturas son muy agradables para llevar a cabo cualquier tipo de plan en espacios exteriores.

En los referente a su amplia variedad de atractivos turísticos, Gotemburgo ha podido situarse como un relevante destino gastronómico a nivel mundial. Cuenta con un total de siete restaurantes que han sido reconocidos con la aclamada estrella Michelín, por lo que las opciones para probar las diferentes elaboraciones de la exquisita gastronomía sueca se cuentan por decenas. Sin embargo, si buscas otras alternativas más baratas, te aconsejamos que descubras los food trucks que se encuentran situados en el entorno formado por las calles Vallgatan y Magasinsgatan.

Lo que hay que ver en Gotemburgo: itinerario para descubrir la ciudad

Uno de los primeros lugares al que merece la pena dedicar tiempo en Gotemburgo es el Mercado del pescado (Feskekörka), donde puedes comprar los mejores mariscos y productos del mar de toda Suecia. Se trata de una construcción que fue levantada en 1874, teniendo en cuenta las guías arquitectónicas más representativas del estilo gótico. Además, en su interior, que destaca por su orden y limpieza, se sitúa el conocido restaurante Gabriel, un curioso establecimiento que se caracteriza por no haber modificado ninguno de los platos de su menú en más de 35 años de trayectoria profesional.

Si tienes planeado explorar la cara más artística y cultural de Gotemburgo, debes dedicar parte de tu estancia a conocer y caminar por los rincones de la Götaplatsen y el Museo de Arte de Gotemburgo. El primero de estos entorno se emplaza justo al inicio de la avenida más céntrica de Gotemburgo, conocida como Avenyn, al lado de la escultura de Poseidón, considerada como uno de los símbolos de la ciudad. Además, en cuanto al museo, incluye la mejor muestra de arte nórdico del mundo, con increíbles obras de maestros universales como Van Gogh, Picasso o Monet.

Y para descargar toda la adrenalina acumulada durante tu escala en Gotemburgo, lo mejor es que te traslades hasta el famoso Parque de atracciones de Liseberg, considerado como una de las atracciones turísticas más populares de Suecia, puesto que recibe la visita anual de más de dos millones y medio de personas. Aunque pueda parecer así, no es recinto exclusivo para niños y jóvenes, ya que, en total, tiene más de 40 atracciones para todos los gustos, entre las que sobresalen su enorme noria, la montaña rusa Balder, construida en madera, y la caída libre más alta de Europa.

Recorre los barrios de Gotemburgo más interesantes y animados

La gran mayoría del movimiento comercial y lúdico de Gotemburgo se encuentra aglutinado en el transitado Kungsportsavenyn, también conocido popularmente como boulevard Avenyn, que discurre desde el puente Kungsportsbron, por el canal, hasta Götaplatsen. En este entorno es muy común que te topes con muchas personas paseando, tanto de día como de noche. Dispone de una extensa oferta de tiendas, restaurantes y locales de ocio nocturno que se emplazan a lo largo de toda la avenida. Sin ninguna duda, si tienes previsto comer o cenar el aire libre, esta opción resulta muy adecuada.

Por otro lado, también resulta muy interesante que te centres, durante tu tiempo en tierra, en transitar por el barrio Haga, un entramado de pintorescas viviendas con armazón de piedra y estructura de madera, en el que la mayoría de las calles son peatonales. Del mismo modo, como ocurre en toda la ciudad, en este punto también abundan las tiendas de artesanía, los locales de productos vintage y una enorme variedad de cafeterías. En este aspecto, no olvides entrar al Café Husaren, uno de los mejores sitios para probar los bollos de canela típicos del centro y norte de Suecia.

Finalmente, si tras haber disfrutado de una jornada de turismo en Gotemburgo necesitas desconectar y disfrutar de tu compañía en un clima mucho más bohemio y calmado, una variante muy acertada es el distrito de Linné, centrándote, sobre todo, en el entorno que se encuentra delimitado por las calles de Långgatorna y Linnégatan. Una vez te sitúes en él, comprobarás, en primera persona, cómo se ha asentado como el barrio de moda en Gotemburgo por albergar en su interior todo tipo de restaurantes, cafés y bares que mezclan la auténtica esencia chic con una apariencia más ecléctica y vanguardista.

Cruceros destacados

X