Saltar al contenido
Cruceros por Irlanda - Pullmantur

Cruceros por Irlanda

Viaja hasta el país de las leyendas y los bosques mágicos

Con tu crucero Pullmantur podrás navegar hasta Irlanda, la tercera isla más grande de Europa y la segunda en extensión de todas las que forman las Islas Británicas, superada tan solo por Gran Bretaña. Se encuentra situada en el Atlántico Norte y permanece delimitada por extensas masas de agua, como el canal del Norte, el mar de Irlanda y el canal de San Jorge.

Respecto a su concepción política, este país permanece dividido en dos partes: la República de Irlanda, un estado totalmente independiente al que, habitualmente, se le llama solo Irlanda y que ocupa cinco sextas parte del total de la isla, y por otro lado, Irlanda del Norte, que se incluye en el Reino Unido y se sitúa en el noroeste. En ambos territorios existe plena libertad para la circulación de bienes, servicios y capitales a través de sus fronteras.

Actualmente, la República de Irlanda se encuentra en los primeros puestos de los países más ricos del mundo teniendo en cuenta su PIB per cápita, y además, en el pasado año 2015, consiguió dar un sobresaliente paso adelante y situarse como la sexta nación más desarrollada del mundo. Por otro lado, en los últimos años, ha realizado grandes esfuerzos apostando por las energías renovables, hasta ser uno de los diez principales mercados de inversión en tecnología limpia.

Nuestros principales puertos de embarque en Irlanda

Entra en contacto con los mejores ejemplos de la naturaleza de Irlanda

En cuanto a su ubicación, Irlanda se sitúa en el noroeste de Europa, estando protegida por el océano Atlántico septentrional en el oeste y el mar Céltico en el sur, una gran masa de agua que adquiere el mismo nivel de relevancia natural que otros enclaves destacados de esta zona, como el canal de San Jorge, el canal de Bristol y el canal de la Mancha. En este sentido, el conjunto formado por Irlanda y Gran Bretaña, incluyendo otras muchas islas cercanas de menor tamaño, recibe el nombre de Islas Británicas. Sin embargo, esta denominación resulta un tanto controvertida entre sus habitantes por razones políticas, por lo que resulta más adecuado referirse a cada una de ellas por separado. Por un lado, Gran Bretaña, y por otro, Irlanda.

Irlanda puede presumir de estar bien protegida geográficamente, ya que dispone de un extenso anillo de montañas costeras que rodean las diferentes llanuras de toda la isla. En relación con este asunto, la montaña más alta de Irlanda es Carrauntoohil, dentro del condado de Kerry, con una altitud de 1.038 metros sobre el nivel del mar. Además, otro de sus elementos naturales más importantes es el río Shannon, el más largo de la isla, con una longitud total de 386 kilómetros, partiendo desde la zona más elevada del condado de Cavan hasta llegar, finalmente, a la ciudad de Limerick.

Además, visitar Irlanda es sinónimo de conocer un amplio abanico de provincias geológicas que se reparten por todo su territorio, como por ejemplo, el complejo Caledonide, en el Condado de Galway y muy parecido a las Highlands o Tierras Altas de Escocia; la zona de rocas del Devónico, situada alrededor de la Bahía del Bantry y las montañas de Macgillicuddy's Reeks, y por último, entre otras tantas localizaciones antiguas de gran importancia, los terrenos de plomo y zinc sobre piedra que podrás visitar en el distrito de la costa oeste de Burren, alrededor de Lisdoonvarna.

Descubre los lugares más visitados y los puntos más turísticos de Irlanda

No todos los países disponen de tres lugares concretos que hayan sido distinguidos como Patrimonio Mundial como en el caso de Irlanda, que muestra a sus visitantes este reducido grupo de maravillas naturales y arquitectónicas: el recinto arqueológico de Brú na Bóinne, la escarpada isla rocosa de Skellig Michael y la Calzada del Gigante o de los Gigantes (The Giant's Causeway), que es una impactante zona que contiene alrededor de 40.000 columnas de basalto surgidas tras el enfriamiento de la lava en un cráter volcánico. Además, también podrás visitar algunos rincones religiosos de gran importancia, como Glendalough y Clonmacnoise, que son considerados monumentos nacionales de la República de Irlanda.

Dublín es la ciudad de Irlanda que más visitantes recibe cada año, posiblemente debido a que aglutina en sus calles varias de sus atracciones turísticas más demandadas, como la factoría de cerveza Guinness Storehouse y el Libro de Kells, conocido también como Gran Evangeliario de San Columba, que es un manuscrito ilustrado con detalles ornamentales, realizado por monjes celtas hacia el año 800 en Kells, una localidad irlandesa. Además, otros rincones de visita obligada son los lagos de Killarney y la península de Dingle, en los condados de Kerry y Connemara, así como las Islas Aran, en Galway.

Finalmente, uno de los lugares naturales más bonitos de Irlanda es la isla de Achill, que se localiza frente a la costa del condado de Mayo, y a su vez, es la isla irlandesa de mayor tamaño. Se trata de un destino turístico muy visitado para la realización de diversas disciplinas acuáticas, sobre todo, el surf, ya que cuenta con cinco playas distinguidas con la bandera azul de calidad e incluye uno de los acantilados más altos del mundo, conocido como Croaghaun. Además, muy próximas a la línea de costa, podrás visitar diferentes casas de estilo señorial que fueron diseñadas y puestas en pie entre los siglos XVII y XIX.

Cruceros destacados por Irlanda