Saltar al contenido
Cruceros por Lanzarote - Pullmantur

Cruceros por Lanzarote

Una isla única y un destino perfecto para tus vacaciones

Lanzarote puede presumir de ser la isla española más septentrional de Canarias y, a su vez, también la más oriental de todas las que se integran en este famoso archipiélago del océano Atlántico. Se encuentra aproximadamente a 125 kilómetros de la costa de África y 1.000 kilómetros de la Península Ibérica. Se trata de la cuarta isla más grande, en cuanto a extensión, de las Islas Canarias. Por otro lado, en cuanto a su población, es decir, respecto a su número de habitantes, tan solo es superada por Tenerife y Gran Canaria, que ocupa las primeras posiciones de este ranking.

Una oportunidad única para entrar en contacto con un paraíso de tierras volcánicas de mil colores. Un lugar privilegiado en el que impera la calma y el silencio, consiguiendo que desconectes de tu rutina diaria, recargándote de energía en sus largos días repletos de luz. Sus peculiares paisajes forman un ecosistema de gran valor reconocido internacionalmente. Un entorno ideal para relajarse y perderse por sus volcanes, grutas o enormes playas vírgenes. A pesar de que esta isla ha experimentado grandes cambios en los últimos meses, sus rincones han sabido mantener su esencia tradicional y sus rasgos más representativos.

Uno de los enclaves culturales más importantes de Lanzarote es el Museo subacuático de Lanzarote, conocido popularmente como Museo Atlántico. Se trata de un lugar concebido para promover la educación y preservar y proteger el medio ambiente marino y natural como parte integral del sistema de valores humanos de la isla. El recinto se encuentra a 12 metros de profundidad, muy cerca de la costa sur de Lanzarote, concretamente, en la Bahía de Las Coloradas, un óptimo lugar que fue escogido gracias a las características y a la posibilidad de estudio de su bello fondo marino.

Conoce el interior de Lanzarote: la cuna artística de Manrique

Uno de los primeros lugares que debes visitar en Lanzarote es Arrecife, su capital, que comenzó a desarrollarse en torno a su puerto principal, ya que sirvió como principal punto de abastecimiento para las embarcaciones de los primeros conquistadores europeos del siglo XV. Entre sus construcciones más importantes sobresale el castillo de San Gabriel, al que se puede llegar a través del famoso Puente de las Bolas. Junto a él, existe otra relevante fortaleza, que recibe el nombre de castillo de San José, aunque, en la actualidad, en su interior se encuentran las dependencias del Museo Internacional de Arte Contemporáneo.

De todo lo que hay que ver en Lanzarote, también merece la pena que te acerques al caserío de Tahiche, situado a escasos kilómetros de Arrecife. En su interior podrás obtener gran cantidad de información sobre la figura del genio creativo César Manrique, ya que este edificio alberga, hoy en día, su fundación. No olvides realizar el completo recorrido que se propone a través de sus obras, su legado y sus recuerdos. Sin embargo, un rincón imprescindible en este destino Pullmantur es la localidad de Teguise, que fue la capital de la isla en el pasado. Entre los edificios más interesantes de Teguise sobresale el castillo de Guanapay, que fue puesta en pie en el año 1312. Se trata de la construcción defensiva de mayor antigüedad en toda la isla.

Otra de las actividades que también se incluyen en el desarrollo de la mayoría de rutas por Lanzarote es la visita a Haría, una sorprendente y bella población, que cuenta con diversos atractivos turísticos pero, sobre todo, con un gran número de casas y pequeñas viviendas decoradas con motivos florales. Una vez te encuentres en este punto, no puedes dejar de contemplar los acantilados de Famara, que es un macizo montañoso de origen volcánico y más de 23 kilómetros de longitud. Además, más al norte está el Mirador del Río, obra del artista César Manrique, desde donde se puede contemplar la isla de La Graciosa y el conocido como archipiélago Chinijo.

Naturaleza en estado puro con el toque de distinción canario

Los espacios naturales de Lanzarote no se limitan únicamente a la existencia de grandes playas, sino que también existen otras localizaciones singulares que merece la pena conocer. Por ejemplo, una de las más bonitas es la Cueva de los Verdes, reconocida como la mayor gruta submarina del mundo, o los famosos Jameos del Agua, que es un conjunto de simas en el que se ha creado un espacio natural y un centro de arte, cultura y turismo. Aunque si lo que deseas es conocer la naturaleza canaria en estado puro, debes dedicar parte de tu estancia en las Islas Canarias a recorrer el Parque Nacional de Timanfaya, situado al norte de Yaiza.

El origen de Timanfaya tuvo lugar en una erupción volcánica que sacudió a toda la isla a principios del siglo XVIII. Gracias a las características propias de su terreno, existe la posibilidad de llevar a cabo una de las excursiones Pullmantur más divertidas de nuestro catálogo: el recorrido en dromedario por los rincones más interesantes de este parque, descubriendo, en primera persona, la belleza exótica de un paraje sin igual. Por otro lado, si lo que deseas es disfrutar de una jornada de arena y sol, las playas de Lanzarote son conocidas por su calidad y sobre todo, por su extensión. Algunas de las más visitadas y típicas son la playa de Famara, el Caletón Blanco, la playa de los Clicos o la hermosa playa de Papagayo.

En definitiva, Lanzarote tiene una esencia propia que va mucho más allá de lo que cualquier visitante se pueda encontrar en un destino de sol y playa. Se trata de una isla muy completa, en la que la naturaleza y la expresión artística siempre van de la mano, donde sus habitantes sienten y viven el compromiso de pertenecer a ella, y donde la gastronomía sabe a mar y campo a partes iguales. Lanzarote es una isla que deja huella y que anima a regresar en un corto periodo de tiempo. En sus calles y en su corazón urbano siempre hay algo que descubrir y su animada vida al aire libre se ha convertido en la envidia de muchos otros destinos del mundo.

Cruceros destacados

X