Saltar al contenido
Cruceros por Le Havre - Pullmantur

Le Havre

Fusión arquitectónica e industrial en una ciudad protegida por la UNESCO

Pullmantur te brinda la oportunidad de viajar hasta Le Havre, una relevante ciudad francesa que reposa sobre la alta Normandía. Además, dispone del segundo puerto más importante del país y está reconocida como el principal punto de acceso marítimo a Francia, gracias a la forma que mantiene una de las construcciones que se encuentran en la avenida Foch, en conexión directa con la línea de costa. Por tanto, a bordo de tu crucero Pullmantur podrás conocer este sorprendente y animado destino del norte galo.

Desde el año 2005, este rincón europeo cuenta con el honor de ser una de las urbes reconocidas como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Motivos no le faltan, puesto que puede presumir de tener un centro urbano reconstruido en su totalidad. Gracias a la arquitectura moderna de Auguste Perret, esta ciudad ha dejado de lado su toque más industrial y se ha convertido en un destino Pullmantur de carácter vanguardista. Por tanto, una vez desembarques de tu crucero Pullmantur, comprobarás, en primera persona, los motivos que justifican todas estas afirmaciones.

Sin embargo, a pesar de que Le Havre ha crecido a pasos agigantados en las últimas décadas, ha sabido, y también ha querido, conservar intactas sus raíces y orígenes más tradicionales, aquellos que permanecen ligados a la industria característica de Francia. Precisamente, gracias a su apogeo industrial, logró convertirse en una de las ciudades más importantes de Francia. A día de hoy, su puerto se sitúa como una pieza fundamental de su economía, siendo un punto imprescindible en el intercambio de materias primas y el traslado de viajeros.

Sumérgete en la historia de Le Havre, la ciudad imaginada

Durante el transcurso de la II Guerra Mundial, Le Havre fue una de las ciudades de Francia más dañadas por los bombardeos. Por tanto, hasta que no finalizó el conflicto, Perret no se puso manos a la obra para dar vida a su nueva concepción. Una vez te encuentres en Le Havre, tendrás la oportunidad de conocer el taller de este arquitecto, que se ubica en un apartamento piloto. En su interior, se exponen sus revolucionarias ideas y sus bocetos sobre edificios con doble orientación, gran luminosidad, calefacción central, cocina y baño integrados.

Desde un punto de vista artístico, si eres amante de la pintura impresionista, en Le Havre se localiza el segundo museo más importante de Francia en esta corriente, tan solo superado en importancia por Orsay, incluyendo obras de diversos artistas conocidos mundialmente como, por ejemplo, Renoir y Pissarro. Del mismo modo, en Le Havre también puedes recorrer las diferentes estancias de El Volcán, un recinto cultural que cuenta con un teatro y una sala de cine. Además, su estructura llama rápidamente la atención por sus formas curvas y su brillante color blanco.

Y para profundizar un poco más en la historia de Le Havre, una vez hayas recorrido los principales rincones turísticos de esta localidad, tampoco puedes perderte su catedral, considerada como la construcción más antigua de todas las que se incluyen en su casco urbano y una de las pocas que se mantuvo en pie tras los bombardeos. Fue levantada entre los siglos XVI y XVII y se trata de un edificio de estilo gótico aunque, en contraposición, mediante una combinación bastante peculiar de formas, su fachada es claramente barroca.

La naturaleza de Francia se despliega en Le Havre

De todos modos, Le Havre es mucho más que arquitectura y espacios en los que poder contemplar el arte más representativo de esta región de Francia, sino que también ofrece múltiples alternativas, para todo tipo de público, en forma de excursiones Pullmantur. Por tanto, durante la escala de tu crucero Pullmantur tendrás la posibilidad de acercarte hasta la playa y practicar algunos deportes acuáticos como, por ejemplo, el kitesurf. Si, por el contrario, buscas algo un poco más relajante, también te recomendamos que pases unas horas en el interior del balneario que se ubica en este mismo entorno.

¿Te apetece un plan diferente pero, al mismo tiempo, igual de entretenido? No puedes pasar por alto la visita al cabo de La Héve, de reconocible origen prehistórico, que te dejará con la boca abierta por su espectacularidad. Una vez te sitúes en este punto, también resulta imprescindible que te acerques hasta el faro de La Héve, un rincón de pura naturaleza francesa que te regala una de las mejores vistas panorámicas de Le Havre.

En resumen, Le Havre es una ciudad que, pese a haber experimentado un sobresaliente crecimiento y su correspondiente transformación en localidad de carácter cosmopolita, aún mantiene ese toque marinero que en el pasado le condujo directamente a las primeras posiciones en el ranking de ciudades importantes en Francia. Sin ninguna duda, un destino Pullmantur idóneo para los auténticos amantes del diseño y la industria que, además, tampoco están dispuestos a renunciar a las actividades al aire libre y las buenas elaboraciones de la exquisita y variada gastronomía francesa.

Cruceros destacados

X