Saltar al contenido
Cruceros por Omán - Pullmantur

Omán

Recorre la tierra del incienso con Pullmantur

Omán se encuentra situado en el extremo sureste de la península Arábiga, siendo uno de los países que más ha conseguido desarrollarse en los últimos años en Oriente Medio. Sin duda, uno de los destinos más importantes de tu crucero Pullmantur. Aunque existen ciertas referencias e ideas, el origen del nombre de este país de Asía no está totalmente claro. Sin embargo, se cree que procede de las palabras árabes aamen o amoun, que significan pueblo sedentario. Por otro lado, existe otra teoría que afirma que Omán lleva esta denominación por un valle de Yemen que fue designado de la misma manera, de donde sería originarios los fundadores del país.

Hasta el año 751 no se puede hablar de la historia de Omán como un territorio diferenciado del resto del Imperio Persa. Desde ese momento y hasta 1971, estuvo bajo diversas manos: portuguesas, españolas, otomanas y británicas. A pesar de todas las referencias culturales desarrolladas por estos pueblos en esta tierra, al tratarse de un país árabe, la gran mayoría de los monumentos de Omán, que se encuentran repartidos por sus más de 300.000 kilómetros cuadrados de extensión, mantienen una sólida base de la arquitectura musulmana tradicional.

Además de ser un buen destino cultural, Omán también llama la atención por su exóticos paisajes naturales. Las playas del mar Arábigo, que es una parte diferenciada dentro del océano Índico, los desiertos, las cuevas y las montañas son algunos de los ejemplos más destacados de la naturaleza de Omán. Cuando realices turismo en Omán, también tendrás la oportunidad de descubrir la gastronomía típica de esta zona, considerada como una de las cocinas más importantes del mundo árabe.

Nuestros principales puertos de embarque en Omán

Mascate, uno de los destinos esenciales de los viajes a Omán

A diferencia de otros paises árabes que se encuentran repletos de altas construcciones y edificios que sobresalen sobre su centro urbano, lo que más llama la atención de los pueblos y las ciudades de Omán es la ausencia, prácticamente total, de rascacielos en sus horizontes. Sus cielos están simplemente dominados por diversos minaretes y las cúpulas de las mezquitas. En este sentido, uno de los ejemplos más destacados es el de su capital, Mascate.

En cuanto a todo lo que hay que ver en Mascate, algunos de sus monumentos más representativos son sus mezquitas, en concreto, la Gran Mezquita del Sultán Qaboos, junto a otras como la de Mohammed Al Ameen o la Mezquita Asma. Además, la huella del dominio portugués es rápidamente reconocible en los barrios de Mutrah y Old Muscat, así como en otros puntos turísticos de referencia de Omán, como las murallas, el Fuerte Al Jalali y las diferentes torres de vigilancia.

Por otro lado, muy próxima al mar, se sitúa la Corniche, el famoso paseo marítimo de Mascate, desde donde tendrás la oportunidad de disfrutar de una de las mejores panorámicas de todo el horizonte de la ciudad. Si continúas por esta avenida, llegarás al Parque Al-Riyam y al Zoco, donde la técnica del regateo a los vendedores de productos, a diferencia de otros enclaves árabes, prácticamente ha desaparecido.

Las playas y las montañas de Omán, dos símbolos del Desierto Arábigo

Además de su capital, Mascate, otro elemento clave del turismo en Omán es el Desierto de Wahiba, que también recibe el nombre de Arenas de Wahiba. En este entorno natural podrás encontrar unas sorprendentes dunas de hasta 150 metros de altura, salpicadas de bellos oasis, como por ejemplo, el de Bidiyah.

Otro de los principales reclamos de los viajes a Omán son sus playas. En particular, aquellas que se ubican en Mascate y Salalah, reconocidas como las mejores playas de la península Arábiga. Entre las más destacadas de Mascate se encuentran la playa Qantab, la Qurum, la Pebble y la Al Sifah. Junto a ellas, las playas más famosas de Salalah son la de Al Mughsail y Al Fizayah. Por tanto, viajar a Omán te brinda también la posibilidad de visitar la cueva que se esconde en la zona más montañosa de la Meseta de Selma, que recibe el nombre de Cueva de Majlis al Jinn, reconocida como la novena más grande del mundo.

Además de recorrer los diferentes paisajes que se integran en la naturaleza y en la vida urbana de Omán, junto a sus monumentos más destacados, otro de los eslabones imprescindibles de este destino Pullmantur es su gastronomía. Uno de los alimentos básicos en la dieta omaní es el arroz, que se sirve, en la mayoría de las ocasiones, acompañado de verduras, pescado, pollo o ternera. Debido a su situación estratégica y a su historia, la cultura de Omán es una curiosa mezcla de la de los diferentes pueblos que han ido pasando por su territorio. Por tanto, la gastronomía de Omán tiene marcadas referencias de la cocina libanesa, yemení y turca. Para finalizar, cabe destacar que la fruta más consumida en Omán es el dátil y su postre más famoso es el Halwa.

Cruceros destacados por Omán