Saltar al contenido
Cruceros por Pórtland - Pullmantur

Cruceros por Pórtland

La cara más natural de la vertiente sur de Inglaterra

Viaja hasta la zona turística más meridional de todo el condado de Dorset, en Inglaterra y descubre la bella isla inglesa de Pórtland, que se encuentra situada a tan solo ocho kilómetros al sur de la demandada localidad de Weymouth. Este destino Pullmantur se localiza dentro del área del famoso canal de la Mancha, aunque no aparece recogido dentro del conjunto que forman las llamadas islas del Canal. Desde este lugar exacto, tendrás la oportunidad de desplazarte directamente hasta Gran Bretaña a través del extenso arenal de Chesil Beach, un escarpado terreno que concluye en una ensenada sobre la que fue construido el pueblo de Abbotsbury.

En lo que respecto a su situación dentro de un espacio natural, Pórtland se halla en el centro de la reconocida Costa Jurásica, que fue protegida bajo la denominación de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, exactamente encima de las costas de Dorset y East Devon, una ubicación turística muy demandada en los itinerarios que se desarrollan en esta zona, debido a la existencia de diversos fenómenos geológicos y numerosos accidentes geográficos. Además, como hecho curioso, la piedra caliza que recubre gran parte de la isla de Pórtland, y que aún se utiliza actualmente, fue utilizada en la construcción de diferentes edificios británicos, como por ejemplo, el palacio de Buckingham y la catedral de San Pablo.

En la costa norte de la isla es donde se sitúa el puerto de Pórtland, un punto de vital importancia para la Marina Real británica durante el transcurso de la I y la II Guerra Mundial, así como el lugar utilizado por la OTAN para probar la resistencia de varias de sus embarcaciones hasta el año 1990. En la actualidad, sus funciones se han modificado, llegando a convertirse en un lugar dedicado exclusivamente a la navegación de recreo. Además, este entorno, en el que también podrás encontrarte con la Academia Nacional de Navegación de Weymouth, fue el escenario elegido para la realización de diversas pruebas deportivas, en relación con el mar, dentro de los Juegos Olímpicos de Londres del año 2012.

Los lugares más importantes que debes visitar en la isla de Pórtland

Entre todo lo que hay que ver en la ciudad de Pórtland sobresale el Museo de Pórtland, que se halla en la parte sur de la localidad de Wakeham. Fue creado por Marie Stope y en sus instalaciones podrás obtener más información sobre cuatro bloques temáticos diferenciados: la historia de la piedra caliza de Pórtland, las características de la Costa Jurásica, los diferentes naufragios que tuvieron lugar en las costas inglesas y las acciones de las figuras públicas relacionadas con la isla de Pórtland. Este recinto cultural abrió sus puertas al público en el año 1930 y ha permanecido en funcionamiento hasta nuestros días.

Muy próximo a él, tampoco debes pasar por alto la visita a su representativo faro, conocido como Portland Bill Lighthouse, que te llamará rápidamente la atención por sus enormes franjas horizontales de color blanco y rojo. Se sitúa como el faro más grande y reciente de todos los que existen en la isla de Pórtland, y funciona como guía para la gran mayoría de las embarcaciones que navegan en aguas del canal de la Mancha. En la actualidad, permanece abierto al público para visitar y mantiene un completo centro de información dentro del antiguo hogar del farero. Además, cabe la posibilidad de que puedas subir hasta su parte más alta y participar en recorridos programados por su interior.

Otro de sus interesantes rincones es el castillo de Pórtland, que fue puesto en pie en el año 1539 bajo las órdenes de Enrique VIII. El objetivo de esta construcción era proteger el puerto de Pórtland de las permanentes invasiones y ofensivas de las tropas francesas. Por tanto, cuando te encuentres realizando turismo en Pórtland, podrás disfrutar de los castillos mejor conservados de su época, gracias al control administrativo del English Heritage. Además, es una pieza esencial de la amplia red de fortificaciones defensivas de esta zona, que recibe el nombre de Device Forts.

Un viaje al pasado a través de las playas de la Costa Jurásica de Inglaterra

Sin embargo, si por algo es importante la isla de Pórtland es por ser una parte básica del sorprendente complejo natural que se origina a lo largo de toda la Costa Jurásica de Inglaterra. Se trata de un lugar único en el mundo que consigue que todos sus visitantes puedan realizar un rápido viaje al pasado, situándose en una realidad de hace varios millones de años. Además, puede presumir de ser la primera zona natural de Inglaterra que obtuvo el reconocimiento de la UNESCO, al ser declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2001.

Junto a Pórtland, también existen dos importantes relieves del terreno en esta zona, como son Lulworth Cove y Durdle Door. Este último es uno de los lugares más capturados con las cámaras fotográficas de sus visitantes, ya que está formado por un arco de origen natural compuesto de piedra caliza. Muy cerca de él, también podrás caminar por una pequeña cala que siempre se incluye dentro de todos los recorridos que se crean para conocer los rincones más destacados de la Costa Jurásica.

Como divertida anécdota, debes saber que en este lugar, y sobre todo entre los habitantes de esta zona, existe una extraña superstición hacia los conejos, ya que consideran que es un animal que genera situaciones de mala suerte y determinadas desgracias en el mundo actual. Por lo tanto, en Pórtland no son denominados como tal, como sucede en el resto de países, sino que reciben otros sorprendentes eufemismos, como por ejemplo, carneros subterráneos o cosas con pelo y orejas largas, dejando así de lado cualquier problema que pueda surgir.

Cruceros destacados