Saltar al contenido
Cruceros por Seydisfjördur - Pullmantur

Cruceros por Seydisfjördur

Un apasionante destino en Islandia: los fiordos orientales de Austurland

Seydisfjördur es una coqueta localidad que se sitúa al este de Islandia, a una distancia de aproximadamente 27 kilómetros hasta Egilsstadir, en una turística región que recibe el nombre de fiordos orientales. Aunque su extensión territorial es bastante reducida, se configura como un relevante destino Pullmantur, debido a que ha conseguido establecerse como el puerto más importante de la parte oriental de Islandia. En este sentido, actualmente, su territorio reposa sobre el fiordo del mismo nombre y sus conexiones por mar con Dinamarca hacen de ella un puerto de renombre para viajar en crucero y, sobre todo, para conocer Islandia al detalle. Además, respecto a su arquitectura, Seydisfjördur sobresale por sus peculiares viviendas de madera, algunas de ellas muy antiguas, y por las intensas tonalidades de sus bellas construcciones, que son un auténtico atractivo turístico.

Entre los enclaves más importantes del núcleo urbano de este pueblo sobresalen estas casas típicas y su pequeña iglesia local. Además, en tiempos pasados, hace varias décadas, Seydisfjördur basaba su economía en el establecimiento de una sólida industria pesquera, aunque, con la llegada de la grave crisis de los años 80, este sector comenzó a caer en picado y la gran mayoría de su población se vio obligada a desplazarse a otras regiones y zonas de Islandia, así como a su capital, Reikiavik. En relación con este tema, sus esfuerzos por virar hacia la industria del turismo han dado sus frutos, y al igual que se produjo en la cercana Egilsstadir, la creación de diferentes factorías de producción de aluminio revitalizó su economía de una manera brillante.

Y tras llegar a bordo de tu crucero Pullmantur a este destino islandés, comprobarás, en primera persona, que se trata de una región ideal para llevar a cabo diferentes modalidades deportivas relacionadas con el medio ambiente y los espacios al aire libre. Por ejemplo, su fiordo principal es perfecto para palear tras alquilar una de las embarcaciones individuales que permanecen disponibles en las playas de piedra de la localidad. Además, también resulta muy recomendable que reserves una bicicleta de montaña para realizar diferentes rutas que discurren sobre senderos flanqueados por altos y frondosos árboles. Y si estos planes y propuestas no te parecen lo suficientemente divertidos, podrás decantarte también por el buceo y el submarinismo en una zona concreta, llamada el Grillo, que esconde en sus aguas un petrolero hundido durante la II Guerra Mundial, a algo más de 40 metros de profundidad.

Lugares que no debes perderte en tu viaje en crucero a Seydisfjördur

Entre todo lo que hay que ver en Seydisfjördur, resulta imprescindible que conozcas Skálanes, una antigua granja que fue transformada en reserva natural, gracias a su estratégica situación al fondo de los Fiordos del Este islandeses. Para conseguir llegar hasta ella, existe la posibilidad de realizar el recorriendo sobre cuatro ruedas, aunque resulta muy interesante que disfrutes de un agradable y tranquilo paseo, de alrededor de cuatro kilómetros, hasta alcanzar este entorno. En su transcurso, contemplarás sorprendentes acantilados y entrarás en contacto con un enclave que te permite obtener mucha más información sobre el medio ambiente y la versión más cultural de Islandia, sin dejar de lado la puesta en marcha de un modelo de turismo respetuoso y sostenible. Además, en su parte interior, almacena aproximadamente 47 especies de aves diferentes durante los meses más calurosos del año, junto a renos y focas que conviven armónicamente en la costa.

Otras dos de las propuestas naturales que merece la pena apreciar con detenimiento, muy cerca de Seydisfjördur, son las cascadas de Hengifoss y Litlanesfoss, que ocupan un lugar privilegiado en el ranking de los rincones más peculiares de Islandia. La primera de ellas, presume de ser un salto de 118 metros de altura y, a su vez, es la segunda cascada más alta del país. Todo su terreno se encuentra lleno de finos sedimentos de barro rojo y sus aguas proceden directamente del río Hengifossá, desembocando finalmente en el lago Lagarfljot, cerca de Egilsstaðir. Por otro lado, la segunda, queda de camino a la mencionada anteriormente, y destaca por su reconocible simetría. Además, se localiza a pocos metros del lago Hallormstadir, con unas robustas columnas de basalto que delimitan la caída del agua. Una vez te sitúes frente a este elemento de la naturaleza, podrás ver un total de cuarenta variantes de árboles originarias de diversos puntos del mundo, siendo algunos de ellos los más altos del país.

En cuanto a otras opciones, si decides moverte de nuevo del puerto de Seydisfjördur, también te recomendamos desplazarte hasta Mjóifjörður, un famoso fiordo rápidamente reconocible por el antiguo pesquero que se encuentra encallado en su parte central. Por tanto, viajar a este entorno supone conocer la espectacular belleza de esta joya individual de la naturaleza. Además, durante el trayecto, verás diferentes cascadas, enormes montañas y un profundo valle, así como las pequeñas aldeas que permanecen asentadas sobre el propio fiordo durante los doce meses del año. Sin ninguna duda, los visitantes confirman que este lugar es idóneo para alcanzar la tranquilidad plena en un terreno totalmente remoto, al tiempo que te relajas en la naturaleza más viva, fuera del estresante tráfico y el frenético ritmo impuestos por las grandes metrópolis. Como detalle curioso, algunos pueblos de esta región de Islandia se encuentran habitados por menos de quince habitantes de manera habitual.

Crucero por Islandia: otros interesantes rincones cerca de Seydisfjördur

A la hora de hacer turismo cerca de Seydisfjördur, cobra especial importancia la Provincia de los Elfos, un lugar en el que la magia se combina con las leyendas y las tradiciones más ancestrales. En su zona interior, podrás participar en excursiones repletas de historias y anécdotas de elfos, al tiempo que contemplas robustas formaciones montañosas, fiordos y escarpadas líneas de costa. Tan relevante es la posición de estos seres mitológicos en el folclore de Islandia que algunos proyectos arquitectónicos han sido modificados o paralizados para evitar dañar las rocas en las que se cree que habitan. Además, las inmediaciones de Borgarfjörður Eystri también son conocidas por su gran belleza natural y sus entretenidas rutas para la práctica de senderismo, puesto que también permanecen alejadas del turismo masivo y existe la creencia de que, durante mucho tiempo, la reina de los elfos vivió en la fortaleza Álfaborg, desde donde podía tener controlado todo su reino mágico.

Y teniendo en cuenta una perspectiva más cultural e histórica, aunque Islandia nunca se ha visto inmersa en una guerra, Reydarfjördur funcionó como base aliada durante el desarrollo de la II Guerra Mundial, y por lo tanto, cuenta con un interesante y completo museo, identificable por el nombre de Wartime Museum, que está dedicado por completo a este periodo, con gran cantidad de piezas de interés, un aeropuerto, antiguos barracones de guerra y pequeños refugios para el control de las armas. Las exposiciones permanentes de este recinto reflejan a la perfección el pasado, teniendo siempre en cuenta el punto de vista de los soldados, aunque sin olvidar el de los habitantes de la aldea de Reydarfjördur. En resumen, engloban un periodo de tiempo de aproximadamente 70 años, hasta llegar a la década de los 40, el punto cumbre de este enfrentamiento de magnitud mundial.

Finalmente, entre todo lo que hay que ver en Seydisfjördur, tampoco puedes dejar atrás esta parte de Islandia sin adentrarte en el Wilderness Center, un singular y tranquilo emplazamiento, localizado justo en el límite de uno de los entornos naturales más grandes del norte de Europa. Ofrece una amplia variedad de servicios, como alojamientos, exposiciones, rutas a caballo, recintos para poder contemplar las estrellas, excursiones guiadas de un solo día, visitas organizadas y desplazamientos a bordo de cómodos jeeps. Además, en este lugar tendrás la posibilidad de probar algunas de las mejores elaboraciones de la cocina islandesa, preparada siempre con gran cariño y detalle a través de materias primas tradicionales, como la harina para la cocción del pan. Por último, también podrás entrar a su museo sobre la historia de la naturaleza de Islandia, en el que se muestra el esfuerzo realizado por su sociedad por salir adelante en un complicado entorno.

Cruceros destacados

X