Saltar al contenido
Cruceros por Tórshavn - Pullmantur

Cruceros por Tórshavn

Un destino turístico a medida en el interior de las famosas Islas Feroe

Con un marcado carácter medieval, Tórshavn se sitúa como la capital y la ciudad de mayor tamaño de todas las que se integran en el conjunto de las Islas Feroe, un territorio autónomo que permanece bajo el control de la corona danesa. Concretamente, esta urbe se halla en la zona sur de la costa este de Streymoy, la isla más grande de este famoso archipiélago. Sin embargo, debido a su complicada situación geográfica, apenas se ha podido recuperar información de su histórico pasado, aunque, en la actualidad, está reconocida como el punto político, cultural y de comunicaciones más relevante de las Feroe.

En lo referido a su relieve, cuenta con dos destacados sistemas montañosos que vigilan toda la ciudad desde las alturas. Por un lado, la montaña Húsareyn, que se encuentra en el noroeste, y por otro, la sierra de Kirkjubøreyn, en su vertiente suroeste. En el espacio resultante entre ambas, fluye el río Sandá, que dibuja a su paso un sorprendente escenario de naturaleza danesa en forma de valle. Además, existe la creencia de que toda la ciudad de Tórshavn se expandió en torno a la península de Tinganes, la ubicación elegida por los vikingos para la celebración de sus reuniones al aire libre y sus asambles públicas desde el siglo IX.

Por tanto, se considera que las primeras comunidades de humanos que comenzaron a asentarse en estas islas, lo hicieron, de forma paralela, a la creación del Parlamento escandinavo en Tinganes, alrededor del año 850. Tras este hecho, Tórshavn pasó directamente a ser la capital de las Islas Feroe y así se ha mantenido hasta nuestros días. Además, como información curiosa, cabe destacar que en el año 1856, su complejo y estricto monopolio comercial fue derogado y esta esperada decisión trajo consigo que las diferentes islas quedasen abiertas al libre tránsito de mercancias con otro lugares del mundo.

Disfruta de un completo itinerario: todo lo que hay que ver en Tórshavn

Tras tu llegada a la ciudad de Tórshavn, uno de los primeros lugares que debes visitar es la sede actual del Gobierno de las Islas Feroe, ubicada sobre la misma elevación rocosa del terreno que fue el principal punto de referencia para la población vikinga que desarrollaba sus tareas y labores cotidianas en este interesante destino Pullmantur. Se trata de un entorno en el que rápidamente te llamará la atención la existencia de un extenso grupo de casonas, entre las que se halla un edificio de especial interés turístico, el Parlamento de las Islas Feroe, que según cuentan los habitantes de Tórshavn, es la construcción con funciones ejecutivas más pequeña del mundo.

Junto a él, tampoco debes dejar de recorrer el casco viejo de Tórshavn, conocido entre los lugareños como Undir Ryggi, que se muestra como un curioso conjunto de callejuelas y casas pequeñas que fueron construidas con estructuras de diferentes tipos de madera. En el año 1673, todo este barrio se salvó del terrible incendio que sufrió el área de Tinganes, por lo que, en la actualidad, puedes acercarte hasta la antigua avenida de Gongin, que es una callejuela bastante estrecha en la que existen varias viviendas que fueron restauradas en las últimas décadas, aportando, al menos, un importante lavado de cara a sus fachadas y paredes exteriores.

Por otro lado, un rincón destacado de Tórshavn, cuya visita también resulta necesaria, es su puerto, conocido popularmente como Vágsbotn, en el que podrás toparte con las subastas públicas de productos extraídos del mar que se realizan cada día en su famoso mercado de pescado y donde también podrás contemplar gran cantidad de embarcaciones que flotan sobre las aguas del Atlántico Norte. Una vez hayas disfrutado de este lugar, lo más recomendable es que te desplaces hasta Havnar Kirka, lo más parecido a una pequeña catedral de las Feroe, que fue construida en el siglo XVIII. En su estancia interior, lo primero que te sorprenderá es observar cómo cuelga del techo una maqueta del barco Norske Løve, que fue donada a este templo como muestra de agradecimiento de los supervivientes del hundimiento que sufrió esta embarcación original en el año 1707.

Una amplia muestra de los recursos culturales de las Islas Feroe

Además de disponer de multitud de espacios naturales, las Islas Feroe siempre han sido un punto de referencia en el terreno cultural, ya que dispone de una amplia oferta de recintos culturales y centros de arte. Uno de los más importantes es el Museo Nacional de las Islas Feroe, que mezcla perfectamente la historia natural y las múltiples referencias culturales de este rincón del mundo, a través de diversos objetos y fotografías que comprenden desde la época vikinga hasta la Edad Media. Tras sus paredes, también podrás ser testigo de una muestra de los bancos de madera originales que eran utilizados en la iglesia de Kirkjubøur durante el siglo XV.

Y tampoco debes pasar por alto la existencia, desde el punto de vista artístico, de otro relevante enclave de Tórshavn, como la Galería Nacional de Arte, a la que se denomina Listasavn Føroya. En su habitación principal, te detendrás frente a algunas de las obras de dos de los pintores más ilustres de las Islas Feroe: Samal Joensen Mikines e Ingálvur av Reyni. En sus cuadros, de diversas temáticas, aparecen, sobre todo, pequeñas aldeas con casas de hierba, altos acantilados y divertidas formas de representar el mar cuando se muestra más agitado que nunca, en los días de temporal.

Por último, antes de regresar al barco, no dejes de visitar la Nordic House, que ha crecido exponencialmente hasta situarse como el organismo cultural más importante de las Islas Feroe, con un objetivo muy marcado: fomentar las buenas relaciones de los habitantes de este archipiélago con sus vecinos escandinavos, todo ello a través de diferentes muestras artísticas. Además, para la construcción de este edificio se utilizaron materiales importados desde toda Escandinavia, como por ejemplo, el suelo de pino sueco, la mayoría de las puertas de abedul finés, los techos de pizarra noruega y la herrería de un original bronce danés.

Cruceros destacados

X