Saltar al contenido
Cruceros por Villefranche - Pullmantur

Cruceros por Villefranche

Explorando los rincones más bellos de la Costa Azul

Si te estás planteando la idea de viajar a uno de los enclaves turísticos más completos y demandados del mar Mediterráneo, tu alternativa ideal es, sin ninguna duda, Villefranche, en Francia. Gracias a su proximidad con la llamativa y famosa Niza, se ha conseguido posicionar como uno de los lugares más interesantes de Europa, sobre todo, si lo que buscas es perderte durante varias jornadas de vacaciones. Cuando reserves tu plaza en uno de los cruceros por el Mediterráneo de Pullmantur que realizan escala en el puerto de Villefranche, tendrás la sensación de que se trata de una localidad fantástica, repleta de opciones y alternativas turísticas.

En cuanto a su localización geográfica, Villefranche forma parte de la región de Provenza y sus costas están bañadas por las mencionadas aguas del mar Mediterráneo. En este sentido, uno de los aspectos que más llaman la atención de los cruceristas que deciden visitar Villefranche son sus playas y entornos de costa, ya que dispone de un color y unas tonalidades muy características. Por este motivo, esta zona recibió hace siglos el correcto y ajustado calificativo de Costa Azul, siendo, actualmente, uno de los destinos más famosos y recurrentes del mundo.

Además, los aficionados a recorrer los puntos de naturaleza e historia más exclusivos y salvajes de cada una de las ciudades que se incluyen en su viaje, están de enhorabuena con el recorrido por Villefranche, puesto que no tendrán ni un solo momento para el aburrimiento. Como curiosidad, todo este territorio mantiene su salida directa al mar y cuenta con gran cantidad de montes cercanos, por lo que, en el pasado, se convirtió en el escenario de numerosas disputas y enfrentamientos entre bandos rivales

Los mejores rincones de costa en Villefranche y Niza

Uno de los principales reclamos turísticos y naturales de esta región de Francia son sus playas y es un hecho que podrás comprobar desde el momento en que desembarques de tu crucero Pullmantur. Villefranche es sinónimo de extensos arenales en los que podrás desconectar de tus ocupaciones diarias durante tus vacaciones y disfrutar de unas increíbles vistas por encima del mar. Sin ninguna duda, una experiencia única que tan solo puedes disfrutar y obtener en determinados rincones del mundo.

En este sentido, las cercanas playas de Niza son las mejores para conseguir que desconectes y te puedas bañar en el interior de impresionantes aguas de un llamativo color azul turquesa. Sin embargo, cuando hablamos de estos lugares, se hace referencia a entornos de costa divididos en distintas partes. Por ello, una de las mejores playas privadas que debes visitar es Castle Plage, desde donde podrás contemplar el bello castillo que se ubica en lo alto de la montaña. Además, respecto a las playas públicas de Niza, son destacables las de Beau Rivage y la Reserve.

Y si al finalizar el día, también buscas disfrutar de todo lo que puede ofrecer esta localización francesa, te recomendamos que visites las zonas de ocio nocturno más interesantes y divertidas de Villefranche. Estos rincones de la Costa Azul son conocidos por incluir una amplia variedad de restaurantes, locales de copas y discotecas donde el glamour y la elegancia son sus principales reclamos. No olvides acercarte a la zona más próxima al puerto de Villefranche y al casco antiguo de la ciudad.

Turismo en Villefranche y Niza: descubre su vertiente más cultural

Como sucede en el resto de destinos Pullmantur que se visitan en Francia, en Villefranche y su vecina Niza también tendrás la oportunidad de realizar diferentes actividades y variadas excursiones Pullmantur. Con todas ellas, descubrirás los iconos culturales y artísticos más representativos de estas dos localidades. Por ello, mediante un breve recorrido a través de la historia de la Costa Azul, te acercarás a construcciones muy interesantes, como la iglesia de San Miguel, de un reconocible estilo barroco italiano, cuyos detalles estructurales merece la pena contemplar.

Entre todo lo que hay que ver en Villefranche, resulta muy interesante el puerto de Darse, que destaca por albergar en su interior las dependencias del conocido Observatorio Oceanográfico de Villefranche Sur-Mer. Se trata de una parada obligatoria en el itinerario de los cruceristas que realizan esta ruta, sobre todo, para aquellos que disfrutan con todo lo relacionado con el mar y buscan obtener más información sobre el desarrollo marino y la evolución en el tiempo de este tipo de especies animales.

Finalmente, en cuanto a Niza, esta localidad se ha impregnado de referencias de todo tipo de la cercana Italia, debido a su proximidad geográfica. Además, hasta principios del siglo XIX, Niza permaneció integrada bajo el mandato del país transalpino. Desde un punto de vista de la naturaleza francesa, Niza cuenta con los Alpes como magnífico escenario de fondo, consiguiendo que se cree en ella un contraste muy especial entre el color azul del mar y la robustez de las montañas alpinas. Por último, en tu visita a Niza, no olvides visitar el Paseo de los Ingleses, ubicado a orillas del mar, y el curioso Palacio del Mediterráneo, donde se muestran exposiciones de diferentes temáticas, todas ellas muy interesantes para todo tipo de público.

Cruceros destacados

X