Saltar al contenido
Cruceros por Oranjestad (Aruba) - Pullmantur

Cruceros por Oranjestad (Aruba)

Un entorno natural inigualable al alcance de tu mano

Situada frente a la costa norte de Venezuela y al sur del mar Caribe, se encuentra la isla de Aruba, posiblemente el territorio natural más fascinante y sorprendente de todos los que integran las Antillas Menores. Un auténtico paraíso que te invita a perderte en sus extensas playas y fabulosos espacios naturales llenos de palmeras. Por tanto, con el crucero Antillas y Caribe Sur de Pullmantur tendrás la oportunidad de recorrer todos estos parajes, al tiempo que descansas y te olvidas de tus preocupaciones durante tu época vacacional.

La combinación perfecta de los rasgos más característicos de los Países Bajos y el Caribe se produce en Aruba, un verdadero paraiso que, aunque se encuentra bajo mandato del país europeo, se levanta sobre las aguas caribeñas. La mayor parte de la población de la isla se encuentra concretada en la capital, Oranjestad, que es conocida, popularmente, como la "ciudad naranja" o simplemente, como "playa", según la lengua nativa de este lugar, ya que combina a la perfección los atractivos colores de las construcciones del Caribe con algunos ejemplos de arquitectura de estilo neerlandés en diversos edificios.

Rápidamente, cuando llegues con tu crucero Pullmantur a la isla de Aruba, respirarás un ambiente impregnado por un profundo aire de calma y paz, ideal para tu relajación durante tus vacaciones. Sin embargo, esta tranquilidad contrasta con el frenético ritmo comercial de la gran cantidad de tiendas, cafés, boutiques y restaurantes que se sitúan a lo largo de las calles principales de Oranjestad.

Además, aunque Aruba se encuentra bajo control de los Países Bajos, la gran variedad de pueblos diferentes que han habitado en sus tierras a lo largo de los siglos, han conseguido impregnar a sus habitantes de un sólido carácter acogedor, afable, divertido y sobre todo, muy cercano y abierto. Junto a este importante detalle, las agradables temperaturas de la isla y la suave brisa marina que se respira en ella, contribuyen a que tu estancia en Aruba resulte inolvidable.

Aruba, la unión perfecta entre relajación, cultura y naturaleza

Hablar de Aruba es sinónimo de hablar de conceptos como la quietud, la tranquilidad y el descanso, en un entorno idílico que merece la pena visitar al menos una vez en la vida. Este ambiente de serenidad se respira por todos los rincones de la isla y sus habitantes gozan de un estilo de vida envidiable, donde la felicidad es el rasgo más destacable de su rutina.

Por tanto, cuando visites las zonas urbanas de Aruba, tendras acceso a una rica cultura arquitectónica, que nada tiene que envidiar a la existente en otros lugares del mundo. Aunque si lo que preferes es entrar en contacto con la naturaleza de la isla, también podrás dejarte caer por sus infinitas playas de arena blanca y aguas cristalinas, nadar junto a algunos ejemplares del mundo animal que habitan en este entorno y también, respirar la frescura que se desprende del verdor de sus bosques y rincones naturales.

Y junto a todos estos planes, si lo que tenemos preparado para ti durante el día te parece agradable, espera a que llegue la noche para disfrutar de la variada oferta de ocio nocturno que se despliega en las principales arterias de Aruba, con locales y pequeños establecimientos para vivir el descanso del sol en la isla como se merece.

Cientos de rincones de Aruba a tan solo un paso de ti

Como sucede en otros destinos del mundo, Pullmantur te ofrece su amplio abanico de excursiones que podrás realizar en Aruba, aunque la isla no tenga una excesiva extensión de terreno, repartiéndose todas las ubicaciones en un entorno aproximado de 200 kilómetros cuadrados. Sin embargo, este país esconde multitud de tesoros naturales y arquitectónicos, distribuidos por todos los puntos cardinales de su territorio, con el único objetivo de que seas tú mismo el que los descubras durante tu viaje a bordo de tu crucero Pullmantur.

Entre los lugares más destacados de Aruba se encuentra el Faro de California, una construcción de 30 metros de altura, cuyo origen se remonta a un pequeño barco de vapor que naufragó en esta zona a finales del siglo XIX, en uno de los lugares más desérticos y menos verdes de Aruba, creando un llamativo ecosistema. Además, otro punto esencial de Aruba es Palm Beach, un arenal privado, dotado de todo tipo de comodidades, en el que podrás comenzar o finalizar tu jornada, ya sea realizando actividades acuáticas o dándote un baño en sus limpias aguas para concluir tu ruta por la isla.

Y si lo que de verdad te gusta es descubrir y conocer todos los detalles del mundo submarino, este se convertirá en uno de tus lugares fetiche. Las aguas de Aruba se presentan como el entorno perfecto para descubrir la flora y fauna que se esconde en las profundidades del mar Caribe.

En definitiva, Aruba, y su capital Oranjestad, se convierten en dos destinos turísticos únicos en el mundo, siendo ambos la puerta de acceso a un mundo lleno de emociones que te costará abandonar.

Cruceros destacados