Traslado de maletas

A la hora de preparar tu maleta debes tener en cuenta diversos factores y recomendaciones esenciales, como por ejemplo, su tamaño, su peso y sobre todo, su contenido. En Pullmantur disponemos de una normativa propia que regula todos estos aspectos, con el objetivo de que dispongas de toda la información previamente y de este modo, puedas acondicionar tu equipaje para la realización del crucero.

Además, existen algunos objetos que no están permitidos a bordo por cuestiones de seguridad y otros que resultan prescindibles, aligerando así el peso de todos tus bultos, ya que se encuentran disponibles en cada una de las cabinas, como las toallas y el secador de pelo.

También debes saber que todos aquellos objetos que no cumplan con las estrictas normas del barco, ya que pueden suponer un riesgo para ti y el resto de pasajeros, serán requisados por nuestro personal y devueltos al finalizar el viaje.

Equipaje de grandes dimensiones

A tu llegada al puerto de embarque, debes facturar todas tus maletas y equipajes de grandes dimensiones, siendo los operarios del barco los encargados de subir cada uno de los bultos hasta los diferentes camarotes asignados, donde los encontrarás, por lo general, dos horas después del embarque.

Respecto al peso de tus maletas, puedes embarcar gratuitamente con hasta 30 kilos de equipaje. Todo excedente se facturará al precio vigente de equipaje en ese momento, sin perjuicio del derecho del transportista a limitar el peso de tal maleta o bulto extra.

Equipaje de mano

El resto de maletas más pequeñas, se considera equipaje de mano, del mismo modo que sucede en un viaje en avión, y tendrá que ser trasladado a bordo por ti mismo hasta tu cabina. No olvides identificar todas tus maletas y transportar personalmente tus medicinas, joyas y objetos de valor, por cuestiones de seguridad.

Cada persona que realice el embarque podrá considerar cuáles de sus bultos son tenidos en cuenta como equipaje de mano y cuáles deberán ser facturados al comienzo de todo el proceso de embarque. No existen unas medidas establecidas por cuestiones de espacio, sino que dependerá de una cuestión de comodidad para el traslado de las pertenencias hasta el barco.

Artículos no permitidos

Según la Normativa Marítima Internacional, por motivos de seguridad, no puedes subir a bordo objetos que generen calor o produzcan llamas, como hornillos eléctricos, velas, incienso o cualquier otro elemento que pueda ocasionar un incendio. Sin embargo, las pinzas rizadoras, las planchas del pelo y los secadores de cabello sí están permitidos a bordo. Si portas una plancha de ropa en tu equipaje, debes saber que será confiscada por el equipo de seguridad del barco hasta la finalización de tu crucero, momento en el que te será devuelta.

Cualquier objeto que represente un riesgo para las personas o para las instalaciones, serán requisados por el personal de seguridad del barco y se tomarán las medidas legales correspondientes. De acuerdo con las reglas internacionales obligatorias, todas las personas que desean acceder al barco, y también sus pertenencias, son susceptibles de ser registradas.

La posesión de elementos peligrosos, tales como cuchillos de buceo, están permitidos a bordo, pero si portas alguno de estos objetos deberás indicárselo al personal del barco en el momento del embarque, ya que serán custodiados por el equipo de seguridad cuando no los utilices en tierra.

Debido a los últimos problemas de seguridad detectados en el smartphone Galaxy Note 7 de la marca Samsung, unidos a la prohibición de la Administración Federal de Aviación de volar con dicho dispositivo, queda prohibido el embarque de pasajeros con este modelo de teléfono móvil a bordo de cualquiera de los cuatro barcos que integran la flota Pullmantur.

Si dispones de un Galaxy Note 7, deberás entregarlo, justo antes de tu embarque, a personal de Pullmantur Cruceros para su custodia en un lugar seguro hasta que abandones definitivamente el barco.

Equipaje

  • Dimensiones y peso del equipaje
  • Objetos prohibidos a bordo
  • Facturación